Header image  
Obra pictórica  
 
    INICIO
 

Ramón Acín Aquilué (1888-1936)

 

Su vida forja la trayectoria de un humanista nacido a finales del siglo XIX. Con una extensa cultura y gran capacidad para destilar los nuevos conceptos estéticos que removieron los primeros años del siglo XX, desarrolló una particular forma de ver el arte. Dedicó su vida a la renovación pedagógica, si bien no elaboró tratados ni instrucciones canónicas al respecto. Construyó una vida y una práctica coherente en todos sus ámbitos. El personal, el pedagógico o el artístico se entremezclan en sus actuaciones, en sus obras, en sus excelentes escritos periodísticos y en su intensa labor anarcosindicalista.



Dirigente de la CNT oscense –anarquista "blanco" frente a posiciones más sectarias y extremas–, con una proyección que le llevó al exilio tras la frustrada Sublevación de Jaca donde convivió con los dirigentes de la futura II República española, Acín no era un político al uso. Su amplio trabajo pedagógico no se redujo al ámbito escolar. Creía que la sociedad sería más libre con más cultura y con unos medios de supervivencia que humanizaran la vida de una clase trabajadora insultantemente maltratada. Ateo, no abominaba de los creyentes, sí de las sectas transformadas en poder omnipresente. Su humanismo abogaba por la razón y el entendimiento. Quizás esa actitud, y no solamente su militancia, selló el final de su vida.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Video-homenaje: Fundación Ramon Acín

 

Después de realizar los estudios de primaria y secundaria en Huesca, 1908 comenzará los estudios de Ciencias Químicas en la Universidad de Zaragoza, pero los abandonará al año siguiente por su vocación artística en el taller del pintor Félix Lafuente. En 1910 viajará a Madrid, donde vivirá la bohemia haciendo caricaturas de personajes. En 1911 publicará su primera colaboración en la prensa madrileña con un dibujo humorístico para la revista Don Pepito, firmada con el seudónimo Fray Acín. Publicará, en 1912, dibujos humorísticos en El Diario de Huesca y en El Porvenir, y realizará caricaturas de personajes famosos de Huesca, además de llevar a cabo actividades artísticas de todo tipo y de manera autodidacta. La Diputación Provincial de Huesca le concedió en 1913 una pensión para ampliar estudios artísticos, pudiendo viajar a Barcelona, donde, ya interesado por las ideas anarquistas, participará en la creación de la revista La Ira, además de colaborar con artículos en El Diario de Huesca. En 1914, gracias a la beca de estudios, viajará por la península. Entre 1914 y 1918 colaborará en el revista de Huesca, El Talión. En noviembre de 1916, en el transcurso de una visita a Madrid, conocerá a Federico García Lorca con quien entablará una gran amistad. Este mismo año será nombrado profesor interino de las Escuelas Normales de Huesca y obtiene por oposición la plaza de profesor especial de Dibujo de las Escuelas Normales de Maestros y Maestras de Huesca. En este año participará en una campaña de apoyo de la Institución Libre de Enseñanza.

Entre 1919 y 1920 editará en Huesca la revista anarquista Floreal, participará en campañas propagandísticas de la CNT y realizará una colección de dibujos de carácter antitaurino. En octubre de 1922 abrirá una academia particular de dibujo en su domicilio de Huesca, inspirada en las enseñanzas de Francisco Ferrer Guardia y de Célestin Freinet, y publicará dibujos en el periódico madrileño El Sol. El 6 de enero de 1923 se casó con Conchita Monrás Casas y el 15 de octubre de 1923 nacerá su hija Katia. En 1924 será condenado a prisión por sus escritos y actividades públicas, especialmente por un artículo en defensa de Juan Acher, condenado a muerte después de un atentado. El 22 de julio de 1925 nacerá su segunda hija Sol y ese mismo año participará con dibujos para la revista barcelonesa Vértice. Su participación en los actos revolucionarios de la Sanjuanada de 1926 le obligan a exiliarse en París, donde permanecerá entre junio y noviembre, participando en tertulias artísticas. Este año realizará su famoso «monumento de las Pajaritas». En 1931 le toca la lotería, y ello le permitirá producir en abril de 1932 la película de Luis Buñuel, Tierra sin pan. El 10 de agosto de 1932 participó con los compañeros cenetistas en la respuesta al levantamiento militar de Sanjurjo. En 1933 será encarcelado por su participación en las huelgas en Huesca. En 1934, a raíz de la profunda decepción del fracaso de la insurrección de Asturias, tiene una crisis artística. Participa en la exposición colectiva organizada por el Centro Obrero Aragonés de Barcelona y elabora relieves para el monumento a Jaca a los capitanes Galán y García Hernández. El triunfo en Aragón del golpe de Estado de los militares fascistas hace que sea buscado desde el primer día y el 6 de agosto de 1936 es detenido con su compañera por la Guardia Civil. A las 11 de la noche de ese mismo día es fusilado en los muros del cementerio de Huesca junto a otras 120 personas. Su compañera, Conchita Monrás, será fusilada el 23 de agosto. Ese mismo día fueron asesinadas en Huesca 138 personas.

Obra seleccionada

Pajaritas
Las Pajaritas



La bicicleta de Costa



Cabalgata



Ramón Acín y Concha Monrás


Tertulia con amigos en Huesca


Familia Acín


Conchita con sus hijas Katia y Sol


La feria (1927)


Feria de Ayerbe



Las Pajaritas en el parque Miguel Servet de Huesca

Indefenso, solo, apaleado, maniatado, destrozado por el llanto y los gritos de Conchita y de las niñas, mutilados los sueños, sin palabras, con la boca seca y la cabeza a punto de estallarle. Ramón Acín se enfrentó en solitario al grupo de asesinos que lo llevaron a las tapias del cementerio de Huesca. Conocía a todos aquellos hombres convertidos en bestias. Después de tanto dolor, solo conservaba la mirada. Era el seis de agosto de 1936, aquel verano maldito. Sonaron los disparos y la tierra se mezcló en la sangre. Se apagó la luz y las manos creadoras se quedaron para siempre quietas, y los labios inertes, y la mirada rota..

Sangre en la tierra